31. may., 2022

LA ALEGRÍA

No. No vino de repente la alegría.

Vino precedida de una lluvia fina,

de una canción lejana,

de una luz apenas perceptible.

Vino en mitad de una borrasca,

en un caserón oscuro sin ventanas,

en un bosque plagado de serpientes.

Vino cuando ya no la esperaba,

cuando ya las voces se apagaban,

cuando alguien cerró la última puerta.

Vino sin que yo la buscara,

sin que yo supiera que existía,

sin que nadie me hablara nunca de ella.

Vino porque quiso,

como una dádiva incierta e infinita,

como un vendaval que nunca se calma,

como el amigo que llama a media noche.

Vino y se fueron el miedo y la codicia,

la pobreza y la desidia,

el rencor y la herida que sangraba,

el cansancio y la desesperanza.

No. No vino de repente la alegría,

pero vino,

y ya la noche no pudo arrebatármela.

Comentarios recientes

16.02 | 20:30

"El alma es un laberinto de estrellas,

una encrucijada de caminos sin fronteras,"

Me gusta este verso.
Describe muy bien mi visión del alma.

06.01 | 23:14

Me gustan tus poesias, expresan mucho y tienen tanta certeza. Soy una adolescente que escribe poesias tambien jaja, y tu blog me inspira a animarme a crearme el mio. Gracias!! Y segui publicando🙌

08.01 | 16:39

Me detengo un poco pensando que ahí donde nacen los bosques.. ya no hay nada... o más allá de la muerte.

13.12 | 07:34

Gracias. Me sirve de mucho tu comentario

Compartir esta página