25. jun., 2016

Como el viejo poeta

Como el viejo poeta,

He procurado coger las rosas del huerto de Ronsard.

He andado despacio,

Entre gente extraña por calles que no sueñan.

Me he bañado en el río,

Cuyas aguas, dice Heráclito, no han de volver jamás.

He merodeado las selvas de augurios y presagios.

He sentido el viento robarme las entrañas,

Para vendérselas al rey de un país en ruinas.

He pisado tantos y tantos tántalos,

Que el mar me preguntó cuál era mi bandera.

He hablado, con los viejos, de inútiles proyectos,

Y he probado el elixir de la inmortalidad.

Ahora miro mis manos cansadas y arrugadas,

Sin norte, sin refugio al que acudir de noche.

Y pienso en esos astros que nunca alcanzaré.

Comentarios recientes

16.02 | 20:30

"El alma es un laberinto de estrellas,

una encrucijada de caminos sin fronteras,"

Me gusta este verso.
Describe muy bien mi visión del alma.

06.01 | 23:14

Me gustan tus poesias, expresan mucho y tienen tanta certeza. Soy una adolescente que escribe poesias tambien jaja, y tu blog me inspira a animarme a crearme el mio. Gracias!! Y segui publicando🙌

08.01 | 16:39

Me detengo un poco pensando que ahí donde nacen los bosques.. ya no hay nada... o más allá de la muerte.

13.12 | 07:34

Gracias. Me sirve de mucho tu comentario

Compartir esta página