12. dic., 2014

El vencedor

El vencedor de Michelángelo

Alzó el brazo,

Contuvo el golpe.

El viento perdonó la turbulenta vida del vencido.

Victoriosa, la piedra no recorrió el trayecto

Que iba de la mano a la cabeza.

Hundido en su miseria, el vencido

Imploró clemencia a su verdugo.

Blanco, el dolor subió hasta el cielo.

Los ángeles se unieron a la súplica.

Un inmenso clamor se extendió por el horizonte.

Los muertos presentaron su queja a las estrellas.

Los vivos reclamaron indulgencia para el condenado.

Hasta el frío mármol se conmovió ante el suplicio.

Presentaron cartas a las autoridades,

El huracán, la lluvia y la brisa

Se manifestaron por las calles de todas las ciudades.

La vida se vistió con las alas de los ángeles,

Y un beso de perdón alcanzó la muda piedra.

Comentarios recientes

16.02 | 20:30

"El alma es un laberinto de estrellas,

una encrucijada de caminos sin fronteras,"

Me gusta este verso.
Describe muy bien mi visión del alma.

06.01 | 23:14

Me gustan tus poesias, expresan mucho y tienen tanta certeza. Soy una adolescente que escribe poesias tambien jaja, y tu blog me inspira a animarme a crearme el mio. Gracias!! Y segui publicando🙌

08.01 | 16:39

Me detengo un poco pensando que ahí donde nacen los bosques.. ya no hay nada... o más allá de la muerte.

13.12 | 07:34

Gracias. Me sirve de mucho tu comentario

Compartir esta página