26. abr., 2022

ALGO QUE SE ROMPE

Eres como el mar,

altivo y arrogante,

bravo e inmisericorde,

fiero e insondable.

Golpeas las rocas,

derribas los muros,

asaltas las torres,

rompes todas las cadenas,

las que ha habido y las que habrá,

dejas la playa desolada y solitaria.

Y después vuelves a tus libros,

a tu música,

a tu vino dulce,

a Neruda y a Caravaggio,

a la arena indecible,

a la brisa serena,

a cerrar la puerta sin estruendo.

Y en ese ir y venir

de las olas a mi espalda, 

siempre hay algo que se rompe.