9. ene., 2022

YA SE LO HE PEDIDO MUCHAS VECES

Ya se lo he pedido muchas veces,

y no parece escucharme.

No sé si está sordo

o tiene a Bruce Springsteen

a muchos decibelios.

El caso es insistir,

no abandonar a la primera negativa.

No dejar que me pueda el cansancio,

ni acostumbrarme, como Diógenes,

a recibir un no como respuesta.

Llamar a su puerta,

derribarla, si es preciso,

con palos y garrotes.

Salir con pancartas a la calle, 

hacer una huelga de hambre,

convocar al alcalde y a su lugarteniente,

para comunicarles

que ya va siendo hora

de que se sumen a mis peticiones.

La unión hace la fuerza.

Ya se lo he pedido muchas veces,

y no parece escucharme,

tal vez no sean las formas más correctas,

o quizás me falte para conseguirlo,

es conditio sine quanon,

estoy segura,

creer en su diestra omnipotente.