21. dic., 2021

VIVIR EN VERTICAL

Vivir en vertical,

romper la barrera del sonido,

clavar a fondo las espuelas

y cabalgar sin descanso,

hasta que no haya tierra virgen sin conquistar.

Vivir en vertical.

Romper todos los mapas,

todas las consignas,

huir de todos los señuelos,

de todos los cantos de sirena.

Vivir en vertical,

como si no hubiera montañas

ni bosques,

como si no existieran los oasis

ni los álamos del viento,

ni el rumor de las olas,

como si todo fuera extraño,

ajeno,

desconocido.

Vivir en vertical,

de arriba a abajo,

hasta lo más hondo,

desde lo más alto

hasta la raíz más profunda,

sin correas,

sin meandros,

recorriendo el trayecto de la luz.

Vivir en vertical,

y dejar que todo el espacio lo habite el amor.