10. oct., 2021

SI NO EXISTIERAS

Si no existieras,

la vida no tendría sentido.

No tendría sentido que las hojas cayeran cada otoño,

ni que la lluvia empapara la tierra,

ni mis heridas en el alma.

Si no existieras,

los días serían todos iguales

y el invierno sería más frío todavía.

Si no existieras,

no tendría razón de ser el llanto del niño,

ni la frente arrugada de los viejos,

ni siquiera el polvo del camino,

ni el vuelo de las gaviotas.

Si no existieras,

se moriría el canto del pájaro

y la oración del monje sería inútil,

y la luz se apagaría lentamente.

Si no existieras,

no habría poemas que leer,

ni sueños por los que luchar,

ni paz, ni alegría,

y no brotarían los almendros

y el mundo estaría solo y vacío.

Si no existieras,

no tendría a quien amar

ni un corazón donde reposar.