3. sep., 2021

LALUZ DEL PASADO

Esta luz pertenece al pasado.

Al oscuro pasado en que los hombres

dictaban leyes arbitrarias

y pronunciaban alegatos incoherentes,

para que nadie pudiera liberarse

del yugo de la ignorancia y la miseria.

Es una luz que gira sobre sí misma,

en un círculo vicioso,

en un espacio sin oxígeno ni aire.

Una luz macilenta y decrépita,

que no conduce a ninguna parte,

Esta luz pertenece al pasado

y hay que dejarla que se hunda

en el pozo del olvido.

Hay otra luz, esperanzada, 

que se abre a otras luces,

a otros misterios por descubrir.

Es la luz del futuro y del progreso,

de la libertad y de la paz.

La luz que no descansa nunca

en su afán por atraer a los hombres 

al único camino que les hará felices:

el de la verdad y la justicia.