27. ago., 2021

LEVANTAD LA MIRADA HACIA LA LUZ

Levantad la mirada hacia la luz.

No tengáis miedo.

No huyáis de ella 

persiguiendo las sombras.

No os escondáis bajo los árboles

ni bajo los toldos de las terrazas. 

No os dejéis engañar 

por la luz efímera y fugaz

de las lámparas de los salones

o la de los neones de las carreteras.

Respirad la luz,

dejaos cegar por sus rayos,

abrasar por su calor,

guiar por sus senderos.

Y que todas las luces,

de todas las estaciones,

de todos los astros,

de todos los puntos cardinales,

de todas las horas,

de todos los rincones de la tierra,

venzan la oscuridad que hay en el mundo.