27. ago., 2021

DOMINGOS POR LA TARDE

Es domingo por la tarde y llueve.

Los bares están vacíos

y la gente se refugia en los soportales.

La ciudad está triste y gris, como siempre.

Son tardes de nostalgia y de melancolía,

tardes de Beatles y de chocolate,

de cine negro y de Cortázar.

Tardes de recordar al abuelo con su pipa

y a Machado, andando muchos caminos

y abriendo muchas veredas.

Es domingo por la tarde y llueve,

y en algún lugar del mundo,

una paloma ha echado a volar.