30. may., 2021

LA BÚSQUEDA

No somos jóvenes ni somos viejos.

Somos el polvo del camino,

el pájaro que vuelve al nido,

el árbol que renace en primavera,

la lluvia que siempre nos sorprende,

los últimos adalides del amor,

siempre buscando a Dios

en el mar, en la montaña,

en el cielo infinito

y en el camino que nos lleva a casa.