30. may., 2021

HAY EN LA VIDA TRES MISTERIOS

Hay en la vida tres misterios insondables:

la belleza, el amor y el bosque.

La belleza es un misterio que en vano el alma intenta penetrar

y se siente desbordada por ese piélago apenas vislumbrado.

Hay noches de quietud en que todo es armonía y transparencia 

y entonces se presiente que hay algo

más allá de lo que alcanza a ver nuestra mirada.

Es ese fondo que a veces llamamos belleza

por lo que tiene de luz y de secreto, 

pero no es más que un misterio

que contemplamos sin saber cómo.

Es el amor una fuerza cósmica,

que late en algún lugar recóndito

y brota como el agua de la piedra,

dando vida a todo lo que toca.

El bosque es ese misterio

por el que suspiran todos los poetas.

En él hay lagos, ninfas y caminos tortuosos 

por los que anduvieron héroes y aventureros

en busca de la belleza y del amor

para encontrarlos en Dios,

la única salida al laberinto.