7. dic., 2020

EL PUENTE

Decir te quiero

esta noche

que tanto nieva

es un riesgo, 

un desafío,

una locura para los necios,

un sabor amargo para los satisfechos.

Pero decir te quiero,

ahora que llueve

y los animales pasean tranquilos por la hierba,

impasibles ante el huracán,

indómitos ante el latigo,

es penetrar en tu llaga oscura,

en la sangre que borbotea de tus manos,

y que sabe a canción, 

a beso,

a primavera sin dolor,

a patria que se divisa

en ese puente que todavía nos separa.