24. jul., 2020

EL VIAJE

Hay que tener las maletas preparadas

porque el viaje siempre es imprevisto.

Puede suceder de madrugada

o cuando estás tumbado en una hamaca.

No importa el dónde

ni el porqué ni el para cuándo.

El problema es que ya no quedan horas

para mirarse en el espejo

o resolver el endiablado crucigrama.

El viaje siempre es imprevisto

y no hay nadie que pueda acompañarte.