12. jun., 2020

EL SUEÑO

A estas horas de la noche

oigo el canto del guerrero

galopando entre las nubes.

Llega con dádivas insospechadas.

Más allá de del pueblo se ve una luz

que ciega a los caminantes.

Se oye el murmullo de los amantes

diciendo no se sabe qué.

Un coche para delante de mi casa

y baja un caballero de los de lanza en astillero

y adarga antigua.

Don Quijote se pasea por las calles

que están solitarias y meditabundas.

La iglesia está cerrada

pero se oyen los cantos de los monjes.

De repente es primavera

y mi abuelo me ha sonreído desde su retrato.

Oigo a alguien recitar el Kempis de Amado Nervo

y me emociono. 

El Museo hoy ha cerrado pronto

porque los viejos quieren contar sus leyendas.

Hay unos niños jugando en el parque

y han roto el escaparate de una tienda.

¿De qué se vestirán mañana las muchachas?

El río baja caudaloso

y cuentan que allí se ahogó el hijo de la estanquera.

 A estas horas de la noche 

oigo el canto del guerrero

y sueño que soy feliz.