1. jun., 2020

ENSOÑACIÓN

Regresar a un tiempo

que nunca he conocido,

pero que he vislumbrado

en los intrincados dédalos de mis sueños.

¿Regresar a una época pretérita que nunca ha existido?

Y sin embargo, yo pienso en ella,

y me la imagino con los ojos grandes de un niño,

más pura y acendrada que el agua cristalina.

Y me la imagino con sus trenzas largas

y sus labios cálidos,

como una muchacha bañándose en un lago.

No, no es nostalgia.

Es solo una quimera,

ver crecer el mundo, impoluto,

bajo los árboles,

ante el mar que parece de antaño

y es de siempre,

sin grietas, sin desmanes,

con los ojos grandes de un niño,

que todavía no sabe lo que es la oscuridad.