10. may., 2020

HAS LLEGADO TARDE A MI VIDA

Has llegado tarde a mi vida,

aunque todavía hay trecho y horizonte.

Para hablar, todas las noches.

Para andar entre nubes, todo el cielo.

Para cenar bajo el porche, todos los jardines.

Para hacer pasteles, todos los sueños.

Para escribir un poema, todos los otoños.

Para ir a una fiesta, toda la lluvia.

Para contemplar el mar, todas las miradas.

Para gritar, todas las tormentas.

Para regresar, todos los puentes.

Para amar sin denuedo nos queda toda la eternidad.