21. abr., 2020

AHORA

Ahora, que ya he recorrido muchos valles,

que he roto muchas lanzas en favor de causas perdidas,

que he leído todos los poemas de amor imaginables,

que he escrito cartas al viento de todos los puntos cardinales,

que he sembrado a manos llenas el trigo y la cebada,

que he luchado contra todos los imponderables,

que he sido Dulcinea y Sheherezade al mismo tiempo,

que he descendido a los infiernos

y he subido a las más altas cumbres,

que he visto nacer rosas en mis manos

y he tenido los aplausos de los poderosos.

Ahora, que las sombras me rodean

y el tiempo no me perdona las deudas,

¿qué haré si el mar está tan lejos?