21. mar., 2020

LA PRIMAVERA

La muerte tiene los ojos tristes y la mirada perdida.

Habita en algún lugar ignoto,

entre las sombras y el olvido.

Se oculta tras la sonrisa del viejo.

Anda despacio y con sigilo.

Ronda las cabañas y las cuevas

sin que nadie lo sepa

y dicen malas lenguas que nunca ha visto el mar.

Será por eso que, en esta primavera,

silenciosa y solitaria,

donde no caben los sueños, 

los pájaros cantan con más fuerza

y el sol brilla también para los pobres.