6. mar., 2020

EL MAR LLEGÓ TARDE

El mar llegó tarde, como siempre,

y como siempre, se fue sin despedirse.

Yo me quedo llorando su ausencia.

Como si alguna vez me hubiera dicho te quiero

y yo hubiera despertado en ese instante.