4. mar., 2020

LA HOGUERA

Se ha cerrado una puerta,

o tal vez se han cerrado varias.

La del despacho, la del salón, la del jardín.

Se han cerrado para siempre.

Imposible abrirlas de nuevo.

Dentro han quedado los recuerdos, los sueños,

las promesas, un retazo de mi vida.

Y fuera están los fantasmas,

las sombras, el olvido, el polvo,

los últimos rescoldos

de lo que fue una hoguera.