20. feb., 2020

DECLIVE

Ha perdido el brillo de la sangre,

el ímpetu que hace arder las venas,

la brisa que acaricia,

la llama en el corazón latiendo, 

Ahora solo conoce las tardes del otoño.

El silencio que se posa en el alma.

Las palabras polvorientas.

La tenue voz que aún existe.

Las cosas se van haciendo viejas,

pero el amor es eternamente nuevo.