13. feb., 2020

CONFESIÓN

He hecho muchas cosas en la vida

y me acuso de haber sido fría e irreductible.

De no haber acompañado al ciego a su destino,

de no quitar el polvo a la rutina,

de no llevar el peso del otoño,

de quitarme de encima a algunos pelmas,

de no llorar ante el dolor ajeno,

de no ser feliz con lo que tengo, 

de darle la espalda a los menesterosos,

de buscar solo el aplauso y la victoria,

de rechazar a los que me buscaban,

de mentir algunas veces,

de negarle a la luz un lugar en mi casa.