12. feb., 2020

VARIACIÓN SOBRE UN POEMA DE LUIS ALBERTO DE CUENCA

La vida es demasiado corta.

No hay tiempo de visitar el Taj Mahal,

ni de ver el National Gallery,

ni de leer a todos los poetas,

ni de escuchar el canto de los grillos,

ni de contar todas las estrellas,

ni de viajar a todos los planetas,

ni de solucionar los problemas del mundo.

La vida es corta, 

y no deja ninguna herencia.