6. ene., 2020

LA CALLE

Me miro en el espejo.

Hoy es lunes 

y los bolsillos de mi abrigo están vacíos,

mi casa, desordenada

y el café es rancio y amargo.

Hoy es lunes,

bajo las escaleras,

esperando que la calle

me diga lo que nunca quiero oír.