18. dic., 2019

LAS ARRUGAS

Te miras al espejo y descubres las arrugas.

Aquella apareció cuando el amor voló.

La de abajo son todos los años

que te levantabas a las 5 de la mañana.

La que produce ese rictus es producto del insomnio.

La de los ojos fue cuando aquel fracaso.

La del cuello te la regaló la soledad.

Todas las arrugas tienen su historia,

pero la más grande de todas

es de tanto sonreír.