2. nov., 2019

LOS DRAGONES

La infancia es azul o blanca,

excepto para los que no fueron nunca al circo

ni se bañaron en un río de aguas prístinas

ni saborearon los caramelos de naranja

ni comieron un helado en el parque.

Para ellos, la infancia no es azul ni blanca,

simplemente no existió,

como no existieron nunca los dragones.