12. oct., 2019

CADA DÍA

Cada día es descubrir una tierra nueva, por hollar.

Es estrenar el lenguaje que se resiste al paso del tiempo.

Es iniciar un largo viaje que solo la rutina lo envejece.

Cada día es ver con ojos nuevos el café de la mañana

o los papeles que esperan encima de la mesa.

Hay un rayo de luz en cada instante,

que ilumina el jardín escondido y silencioso.