8. oct., 2019

PASEO MATUTINO

Paseo por la ciudad al amanecer,

cuando las calles están todavía vacías

y la gente duerme su tristeza. 

Todas las ciudades se parecen a esas horas.

Son como fantasmas, presas en su soledad.

No tienen horizonte

y los bares certifican que hubo guerra la otra noche. 

Solo el camión de la limpieza

recuerda que la ciudad tuvo vida,

que la volverá a tener

en cuanto el río se despierte,

y los parques recobren la esperanza.

Todas las ciudades se parecen cuando amanece,

sobre todo cuando llueve 

y ya no hay héroes a los que cantar.