5. oct., 2019

UN MUNDO INSOBORNABLE

La noche hoy llega cargada de nostalgia.

De su silencio brota un mundo insospechado,

donde estuve alguna vez y fui feliz.

Una tierra que llevaba dentro de sí todos los nombres,

las raíces, la eterna primavera.

Una patria sin fronteras,

una casa que era el trasfondo del alma,

un mundo insobornable 

y ajeno a la furia del viento. 

Un paraíso que hoy la noche me evoca,

como si no fuera a llegar otra mañana.