3. oct., 2019

EL BARCO

Hay barcos que se hunden.

Otros que llegan a ciudades lejanas.

Los ocupantes llevan a bordo

un equipaje sin fondo.

Los barcos se llevan la nostalgia

a otros puertos

donde no hay nadie esperándolos.

En la cubierta una niña sueña a ser gaviota.

Hay millones de horizontes en el alma.

El barco se pierde en lontananza.

Hoy descubro que soy un polizonte

en este barco que alguna vez fue mío