22. sep., 2019

ALLÁ A LO LEJOS

Hay quien cree en el destino.

Que un loco azar decide nuestro futuro,

inapelable, inexorable.

Que ya está escrito en algún sitio

de qué nos vestiremos mañana,

si acabaremos de leer la novela que dejamos,

quién será nuestro próximo amor,

qué selva se cruzará en nuestro camino.

Pero yo prefiero creer en la mano sabia,

la que lee en mis pensamientos,

la que vive detrás de mí cuando yo duermo,

la que tiene un horizonte reservado,

la que construye la casa en la que habito,

la que me piensa allá a lo lejos,

la que hace que este tren en el que viajo

no se pierda para siempre entre la niebla.