22. sep., 2019

EL DESTINO

Supo que la noche estaba cerca,

porque oyó la voz familiar,

la que siempre le desvelaba los secretos.

Supo que la noche estaba cerca,

porque se había acabado el plazo

que el destino le había concedido.