19. sep., 2019

OTOÑO

No me gusta el otoño.

Será porque la luz se va apagando lentamente,

porque presagia un mundo de tormentas y crepúsculos.

Porque los fantasmas están al acecho.

Porque no hay barcos a la vista

y los trenes ya se han ido todos.

Porque viajar es muy caro en otoño

y no hay billete de vuelta.