19. sep., 2019

PESADILLAS

Los sueños dicen la verdad.

Incluso cuando alguien te persigue

por un callejón sin salida.

Esa verdad que nos duele,

porque hay un tren en el que queremos huir

y no podemos.

Porque somos prisioneros de los sueños,

de sus laberintos, de sus recónditas calles.

de sus fantasmas agoreros.

Los sueños dicen la verdad,

aunque de día nos nieguen el saludo

y se oculten tras una espesa niebla.

Los sueños dicen la verdad,

muchas veces en forma de bosque

y de casas deshabitadas.

Los sueños dicen la verdad,

aunque nosotros les llamemos pesadillas.