18. sep., 2019

EL ARMARIO DESORDENADO

La memoria, ese armario desordenado

en el que guardamos cosas inservibles,

objetos sin valor,

es la dueña de nuestra vida,

que nunca sabe dónde estamos.

A lo mejor estamos en una ciudad 

que apenas conocemos

o hablando con unos vecinos

que se fueron hace tiempo.

La memoria nos engaña

con sus distintos disfraces,

que siempre hacen más altos los techos

y más bonito ese viaje o aquel traje

que estrenamos un fin de año.

La memoria es el otoño,

con su hojarasca y su luna dormida,

con su luz mortecina,

y su olor a perfume barato.