6. sep., 2019

LA LUZ DEL MEDITERRÁNEO

La luz del Polo Norte

es poco hospitalaria.

Se encierra en sí misma

y no acoge al curioso 

que va a explorar aquellas tierras.

Otra cosa es la luz del Mediterráneo,

con sus islas y sus playas,

con su arena y su espuma.

Es la luz que acaricia

y trata por igual

al pobre, al rico, 

al anciano,

al que no sabe nada

y también al ciego.