6. sep., 2019

LUZ SIN BRILLO

Ya no es la luz roja y ardiente de la sangre,

la pasión que galopaba desbocada

por tierras malheridas.

Ya no es esa luz.

Es otra.

Es la luz sin brillo

que fluye en estos versos,

como la canción eterna de la fuente.