5. sep., 2019

ÍCARO

La luz huye dejando paso a las sombras.

La luz no es más que tiempo 

que da color y forma a nuestras vidas.

Es el origen de todo.

Del universo y de los otros universos.

Es el Big Bang 

o la luz que se separó de las tinieblas.

Es la creación inmediata o la sublime.

Es materia y espíritu al mismo tiempo.

Alma y cuerpo.

Lo tangible y lo etéreo.

Lo real y lo fantasmagórico.

La luz es un misterio

ante el que yo me rindo,

no seas que mis alas se derritan 

al calor de su fuego, como las de Ícaro.