4. sep., 2019

LOS PINTORES

Hay pintores de la luz, como Sorolla.

Otros del claroscuro, como Caravaggio.

Los hay, como Hopper, que pintan la luz inmanente,

esa luz que no va más allá de lo escrutado.

También están los impresionistas

cuya luz se esparce en el lienzo.

Todos son distintos,

pero tienen algo en común,

como las familias felices de Ana Karenina.