28. ago., 2019

TARDES INCIERTAS

Escucho el sonido diáfano y cristalino de la fuente.

Y pienso en el dolor que el tiempo se llevó.

La fuente canta su canción eterna.

El camino se hace más sereno y claro.

El agua brota como el sueño en la noche.

El tiempo se detiene y contemplo el paisaje,

que ahora está mudo y silencioso.

La fuente se aleja por tardes inciertas.