27. ago., 2019

SHEREZADE

En mi otra vida 

me gustaría ser Galatea 

y secar las lágrimas de Pigmalión.

Cuando llueve, tengo ganas de ser Penélope

y esperar a mi primer amor.

Dulcinea también me atrae,

porque solo existe en la mente de don Quijote.

Pero nadie como Sherezade,

voz que reta a la muerte

con la invencible arma de la palabra.