24. ago., 2019

ETERNIDAD

En este mes de agosto,

que preludia el otoño,

la luz es más serena que otras veces.

Como si las aves no fueran a marcharse,

como si las hojas no fueran a caerse,

como si las flores no fueran a morirse.

Como si el mar se quedara para siempre.