23. ago., 2019

ÉRAMOS ADOLESCENTES

Éramos adolescentes,

de las que van a cuerpo en invierno

y con chaqueta de lana en verano.

La vida nos distanció:

la universidad, los amigos, el otoño, el invierno.

Han pasado los años,

con sus múltiples quejas.

No ha faltado el dolor

en su vida y la mía

ni tampoco los viajes, las bodas,

los bautizos, las inundaciones,

las mudanzas, los naufragios

y la música country.

Ahora ella es mi médico

y yo, su paciente de urgencias.

La vida nos ha vuelto a unir hoy,

que se ha muerto su padre

y al darle un abrazo

he querido que viera,

no a la paciente bronquítica y quejumbrosa,

en una consulta blanca y sin cortinas, 

sino a la que un día fuera su amiga de infancia.