14. ago., 2019

EL PRIMER AMOR

Esperas con paciencia,

mientras yo me pongo el jersey del revés,

que algún día haga algo útil,

como salvar el Amazonas,

frenar el deshielo de la Antártida,

o rescatar náufragos en el Mediterráneo.

Pero la realidad, siempre cruel,

me dice, en el espejo,

que soy torpe y poco ingeniosa,

que cada día me propongo retos inasumibles,

que la nevera está vacía a pesar de todo.

Que tú no me pides tanto,

que esperas, con paciencia,

sin prisas, sin estridencias,

que acabe la última novela de Ángeles Caso,

que relea la Oda a la vida retirada,

que me inspire en un poema de Salinas.

Siempre te digo: mañana lo haré

y tú crees que será así,

que mañana cambiaré,

y esperas, con paciencia,

que haga la maleta,

que me tome el gin-tonic,

escuche Ne me quitte pas,

y regrese al primer amor.