19. jul., 2019

PAISAJES QUE NO MUEREN

Recuerdo las canciones de mi juventud:

Jacques Brell, Moustaki, Aznavour, Edith Piaff.

Las películas en blanco y negro 

con el jazz de banda sonora.

He visto muchas veces La Heredera, La Loba,

Testigo de cargo y, cómo no, I want to live.

Me emocioné cuando vi a José María Rodero

interpretar Pigmalión de Bernard Shaw,

y qué decir de Doce hombres sin piedad o All my sons,

de Arthur Miller.

Paisajes que no mueren,

figuras que vuelven siempre en la espesura,

paraísos que perduran en la noche.