15. jul., 2019

EL HOMBRE ES UN LABERINTO

El hombre es un laberinto

de noches y amaneceres,

de tormentas y de calma.

de desiertos y vergeles.

 

El hombre es una aventura

que lucha contra el destino,

que anda descalzo en la nieve,

y siente que se ha perdido.

 

El hombre busca sin tregua

la voz que oyó de pequeño,

la que todavía late 

en el fondo de su sueño.

 

Es esa voz que le habla

de un amor que nunca falla,

que es eterno y que habita 

en lo más hondo del alma.