25. may., 2019

MAYO 1976

Era mayo de 1976.

Las 6 de la mañana.

Un día claro y nítido.

Por la ventana entraba el canto de los pájaros.

Un libro abierto sobre el sofá.

Mis últimos exámenes de bachillerato.

Yo era adolescente

y tú ya habías cumplido los 60 años.

Quizás por eso no percibí tu dolor,

ni oí la sirena de la ambulancia,

ni presentí el olor del sufrimiento.

16 años son muy pocos

y la amenaza de un examen

marcaba todo mi horizonte.

¡Bendita inconsciencia de la juventud!

Hoy me acompaña el recuerdo de aquel día

en que no supe vislumbrar la sombra de la muerte.