3. mar., 2019

LO IMPERFECTO

Está la belleza en lo imperfecto,

en ese preludio que pone nombre a las cosas,

pero deja un espacio para el río, para el árbol.

Es la sinfonía inacabada de Schubert

la búsqueda insaciable de una voz que no se oye.

Pigmalión lloró porque Galatea era imperfecta

y sus lágrimas conmovieron su corazón de piedra.

Giacometti dedicaba horas a esculpir los detalles

y nunca tocó el cielo con sus manos.

Es la belleza la nostalgia que nos separa de la primera luz.