23. feb., 2019

EL VALLE

Es de noche cuando emprendo el camino.

Fuera el frío es intenso y la cumbre está lejos.

Oigo las voces que me dicen que es temprano.

La gente duerme o llega de la guerra.

Todo está en silencio, pero mi corazón arde.

Me espera un largo día con su largo equipaje.

He de cumplir mil promesas,

decir te quiero antes de que amanezca,

quitar el polvo de los rincones.

Dicen que el amor está allá en la cumbre,

pero yo soy frágil y camino despacio.

He de llegar antes que las gaviotas,

antes de que la calle se llene de ruido

y la gente se ponga su sonrisa ante el espejo.

Todos los días subir la misma cuesta,

romper los mismos maleficios,

no beber del veneno,

conjurar a los héroes,

llegar hasta la cima

y contemplar el valle profundo y misterioso.